Síntomas causados por los déficits

Todos los déficits definen la personalidad del niño, pudiendo hacerles sentir:

  • Inseguro.
  • Autoestima baja.
  • Rendirse ante los estudios.
  • Rechazo ante las tareas.
  • Chulito para tapar lo que hay detrás.
  • Evitar juegos de grupo.
  • Antipático socialmente.
  • No aceptado en el equipo.
  • Mala conducta.
  • Manipulador.

Unido a estos déficits o no, está también y no menos importante, la mala conducta o problemas con la educación del niño. Existen cada vez más niños que reciben una educación incorrecta. Cada niño viene con su carta de presentación a la vida y según sean sus respuestas debemos apretar más o menos en su educación. Cuando los niños presentan conductas desafiantes, los límites deben ser altos, sin repetir explicaciones, manteniendo el tono y el control de la situación y que nos vena firmes.

Cuando superprotegemos la mayoría de veces no somos conscientes de ello, pero los niños lo captan rápidamente, controlando ellos lo que se hace en casa, manipulando y conviertiendose en pequeños tiranos.

Ante un niño miedoso nuestra expresión cuando le ayudamos nunca debe ser de preocupación, pues confirmamos sus miedos, debemos quitarle importancia.