Posibles déficits

La mayoría de los niños presentan déficits en distintos campos. Generalmente los padres solemos preocuparnos solo cuando estos impiden seguir un buen ritmo escolar pero debemos tener en cuenta que existen otros déficits que les impide relacionarse de forma correcta, participar en juegos de grupo, ser bueno en deportes, etc… y son unos tan importantes como los otros. Estos déficits son las ‘cartas de presentación’ de nuestro futuro, la forma en que luchamos, trabajamos, nos relacionamos… en nuestra vida. Por esta razón es importante trabajar con ellos lo antes posible, en edades tempranas.